Hay personas que aparecen en nuestra vida y se quedan en el umbral. Otras, en cambio, penetran igual que una tromba hasta alcanzar el lugar más íntimo, nuestro santuario. Allí es donde guardamos las emociones, ésas que están tintadas con los colores del arcoíris.

Imagen
Anuncios

2 comments

  1. Y se quedan para siempre, o no, depende del papel que le ha tocado jugar en tu vida. Me ha gustado mucho pero se me ha quedado corto… sigue escribiendo sobre ese santuario, es muy emocionante.

  2. Una reflexión muy cierta. Hay personas que en unos pocos meses te aportan más que otras que han estado en tu vida durante años. Consiguen despertar en ti emociones que creías perdidas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s