domingoramos

El próximo domingo se conmemora la entrada de Jesús en Jerusalén. Este ser “único” que vivió y murió hace más de dos mil años, mitad profeta, mitad filósofo divino, odiado por romanos, sacerdotes judíos y autoridades de la zona, cumple a la perfección este conocido dicho popular que reza de la siguiente manera: “Entre todos le mataron y él solito se murió”. Su singular historia nos persigue año tras año asombrándonos todavía. Este hombre tan especial cuya influencia  se extiende entre muchos de nosotros, fue cruelmente maltratado y asesinado. ¿Cuál resultó su falta para que se cebaran con él de aquella terrible manera?…(Recordemos que fue golpeado hasta la saciedad, coronado con una corona de espinas, dado de latigazos y para terminar crucificado como si fuera un delincuente) Simplemente dijo la verdad, a todos sin excepción: a los poderosos, a los humildes, a los políticos, a los opresores… Además de hablar sin tapujos se hizo popular entre la gente dando esperanza a manos llenas e insuflándoles ganas de vivir, de moverse, de no dejarse tiranizar. Les devolvió la alegría a los olvidados, a los enfermos y a los pobres. Un ser así no se podía tolerar, era demasiado…molesto para los sacerdotes y los altos mandatarios, y cada vez más popular entre la gente. Congregaba muchedumbres, soliviantaba a los desarrapados, tenía más poder que los sacerdotes del templo o que el mismo gobernador romano. Pensaron que había que quitarle la vida, dar ejemplo con su muerte para que nadie emulara su trayectoria.

Lo que nunca imaginaron sus múltiples verdugos, tanto judíos como romanos, fue que al acabar con él,  convirtieron este atropello en el símbolo palpitante del amor, esa fuerza colosal, sin parangón, la más grande que existe en el universo, tornándole un ser eternamente vivo.

palmaselche

Dicho lo cual,  y como recordatorio a ese tiempo pasado en el que El Mesías fue recibido como un rey en Jerusalen, entre hojas de palma y ramos de olivo, pasamos a citar otro refrán muy conocido sobre esta fecha: “Domingo de Ramos: quien no estrena no tiene manos y quien estrena se condena”.

imagesQJS8AGO9

Cuando era pequeña, mi madre siempre nos compraba unos calcetines blancos, tejidos con grecas primorosas, justo para estrenarlos el Domingo de Ramos. Pero sabed que, en realidad, no hace falta comprar nada en una tienda para llevar algo nuevo en tan insigne jornada. Os propongo una actividad que es fácil de elaborar con vuestras propias manos, y podréis llevar el domingo. No es otra cosa que unas “gafas”. Pero unas muy especiales.

Materiales que necesitaremos para fabricarlas: (No os preocupéis, todos los elementos los hallaréis en vuestras casas): Dos medidas de “Confianza”, una de “Generosidad”, un buen chorro de “Valor” y por último, para darle dureza, un gran pellizco de férrea “Voluntad”. Se amasa todo bien y se modela la montura de nuestras lentes. Mientras seca, vamos preparando los cristales: Ponemos dos láminas de “Ilusión”, después las abrillantamos con una pátina de “Alegría” mezclada con dos gotas de “Sueños” y para terminar le añadiremos aroma de “Primavera” (Si tenéis las ventanas abiertas, entrará enseguida en vuestra mezcla). Batimos con energía hasta que cristalicen. Bañamos nuestra montura en este jugo brillante y ya estarán terminadas. ¡Ponéoslas! ¡Ni imagináis cómo se ve el mundo”.

He agregado a las mías unas cuantas “Hilachas de nubes” y se han quedado tan blancas y esponjosas como los calcetines que me compraba mi madre. Las tengo en la mesilla de noche, ya preparadas. Sin duda, será lo primero que me ponga la mañana del domingo.

Feliz Domingo de Ramos a todos.


SAM_3213

¡No olvidéis el mundo de los libros! Ellos nos hacen soñar.

María Teresa Echeverría Sánchez.


Anuncios

4 comments

  1. Que maravilla!, voy a prepararlas ahora mismo, aunque… Seguro que no me salen tan estupendas como las tuyas. Y deberian ser unas gafas que no se agotaran nunca , para poder usarlas siempre que las necesitemos. Muchas gracias por tus fantasticas ideas.

  2. yo creo que para esta fecha tan especial , en la que mi Dios entra triunfante en Jerusalen, ademas de esas maravillosas gafas , me pondré un echarpe tejido con las ultimas ilusiones y los mejores recuerdos, ribeteado de buenos propositos, todo en tonos claritos y brillantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s