Los cuentos nos acompañan desde que nacemos. Son la puerta de entrada a la fantasía. Hadas, dragones, elfos, brujas…escapan de las letras y nos visitan por las noches. Luego cuando crecemos son los libros y las películas los que nos visten de viajeros para adoptarnos como personajes en sus argumentos. Atrapados en su embrujo sufrimos, reímos y lloramos. Somos actores invitados con pasaporte gratuito a ese mundo etéreo, de tela de mil colores.

Necesitamos historias para vivir. Ellas crean la seda de las fábulas. Y sin ellas una parte nuestra moriría sin remedio.

Así pues ¿Te gustaría escuchar un cuento?: “En un tiempo lejano, de risas y juegos, donde los cuentos sabían a sábado y regaliz, ocurrió que, perdida en la lectura de un libro, mis ojos quedaron enganchados a la línea de un relato, tropezando con tres palabras mágicas: “Tejedora de Sueños”, y mi mano, embrujada, comenzó a escribir… Y ya no se detuvo”

Imagen

Anuncios

One comment

  1. Que bonito! y ese rinconcito es tan acogedor que dan ganas de saltar a el como en los paisajes de pastel de Mary Poopins y sentarse en uno de esos sillones a leer tus relatos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s