Cerceda, es un pueblito diminuto que se ubica a cincuenta kilómetros de Madrid, justo después de pasar Colmenar Viejo. Posee un río que evoca el nombre de un santo “Samburiel”, y exhibe con orgullo una iglesia vetusta, de mirada de piedra y de repiques de campanas “Santa María La Blanca”. Presume en primavera de sus prados de color esmeralda, salpicados de vacas, toros y caballos. En invierno alardea de sus montes, abrigados con gorros de nieve y nubes de nata montada. El aire de abril suena igual que castañuelas de picos de aves, puros crocoteos que se elevan hasta las copas de los árboles.

No dejéis de visitar Cerceda, sobre todo si sois cigüeñas. Todavía quedan libres algunas chimeneas y ciertas ramas de abeto, altas y cimbreantes para construir vuestra casa. Los nidos del campanario están ya cogidos desde Año Nuevo. Digo yo que habrá que hacer las reservas en agosto, antes de partir a África, y así conseguir en la nueva temporada, el mejor hogar elevado y lujoso, con las más hermosas vistas de las montañas.

 

Santa María La Blanca

Santa María La Blanca

 

Anuncios

2 comments

  1. Yo si conozco Cerceda y leyendo tu descripción me parece aún mas bonito. Es de los pocos pueblos donde todavía puedes oir las campanas de la Iglesia, seguro que es una de tus secretas fuentes de inspiración!,

  2. Conoci Cerceda hace ya algunos años, y me gustó ese pueblito serrano,
    Todavia le queda ese algo que solo lo tienen los pueblos pequeños , y espero que no construyan mucho más, para que no se masifique.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s