CONVERSANDO CON LOS INSECTOS DE MI JARDIN – Segunda y última parte

cuadros-al-oleo-de-jardines-impresionistas

Continué con mis tareas de poda, de quitar hojas muertas almacenadas entre las enredaderas y aboné los tres árboles frutales que poseía. Sudando por el esfuerzo me senté un segundo a descansar; un estruendo de motores aéreos que se acercaban a toda velocidad, hizo que me pusiera súbitamente de pie. La mariposa se materializó de la nada acompañada de una cuadrilla de escarabajos, negros como la noche, del tamaño de una pelota de pin pon, que movían los élitros sin descanso, emitiendo un desagradable sonido de aspas de helicóptero.

escarabajo2

—¡Ellos te ayudarán! Aunque…Quieren cobrar por adelantado.

—¿Cobrar? Pero las abejas no percibían ningún salario. Se llevaban el polen que querían, ese era el trato.

—¡Claro! Porque ellas utilizaban el polen para hacer la miel, y ya era un sueldo increíble. Pero los escarabajos no hacen miel, no quieren el polen para llevárselo. Simplemente lo van a trasegar de una flor a otra mientras se comen algún que otro bocado. Pero exigen una compensación a cambio del trabajo ¡Son espíritus tan libres y bohemios!

Miré a la atildada mariposa como si se hubiera vuelto loca. Ni en mis sueños más locos hubiera utilizado estos epítetos para definir a una pandilla de coleópteros del color del cordobán.

—¿Cuánto me costará “su trabajo”?— Pregunté con curiosidad a la mariposa.

—Un plato repleto de agua con mucho azúcar, de la mejor calidad, por supuesto. ¡Les vuelve locos!

2vane

Fui a por el azúcar para preparar el elixir solicitado, jugándome la vida de nuevo al subir las escaleras. La avispa centinela me persiguió hostigándome hasta la misma entrada de la casa. Al momento regresé con el jugo en un plato y lo puse a disposición de la cuadrilla de  trabajadores voladores. La avispa también vino a por un traguito, amenazando con picar a los coleópteros, gritandoles con estruendos zumbidos para que se apartaran  de “su bebida”. No la hicieron ni caso y allí se pusieron todos, viaje doy, viaje vengo, hasta que se acabaron el dulce néctar.

avispa113

Inmediatamente la pandilla comenzó a trabajar con mucho brío. Se posaban en las flores que, al soportar tan enorme peso de esos corpachones atléticos, se tronchaban o inclinaban hasta el suelo. Lo mismo sucedía con las flores de los melocotoneros y los manzanos, de las cuales bien pocas quedaron ancladas a los nuevos brotes, el resto se esparcía por el suelo igual que una alfombra preparada para una novia. En una hora, terminaron la labor y el desastre quedó bien patente. Escasa cosecha sacaría de allí esa temporada.

Monet_s Garden Giverny Wallpaper__yvt2

La cuadrilla se juntó para decirme adiós, muy ufana de haber finalizado su trabajo. Todos me sonrieron con esa mueca especial que tienen los escarabajos, enseñando todos los dientes y emitiendo un curioso ruidillo de chicharra veraniega. A modo de despedida, volaron en derredor de mi persona cinco veces, atronándome los oídos y llenándome de pavor, mientras desaparecían hacia el este.

La mariposa antes de emprender el vuelo acompañando a sus oscuras amistades, me dijo:

—¡Buenos muchachos! ¿Verdad? Cuando los necesites solo tienes que decírmelo-

Inmediatamente salío volando en pos de sus conocidos, con la ligereza y elegancia que la caracterizaba.

Nunca había echado de menos a las abejas como lo hice en esos instantes.

Regresé a mi casa, cariacontecida y desanimada, estaba bastante harta de tanto bicho. Aun así tuve que  lidiar con el mastín alado que guardaba la escalera. Al pasar a su lado, me fijé en que ya tenía su nido terminado. El huevo yacía desarrollándose en su interior bien provisto de cebo vivo para cuando despertara. La avispa seguiría de guardia en el umbral de mi casa hasta que su futura hija naciera. ¡Qué buenas madres había también entre los insectos! Este sentimiento me  consoló un poco. FIN

avispa alfarera 2

 

 

destino magicohistorias libro51u9fNFvLBL._

En papel y en versión kindle.

¡No os los perdáis! El primero te hará soñar con otras épocas donde la magia habitaba en cada ser antiguo. El segundo te conducirá por un parque esplendoroso entre el ayer y el hoy; el tercero te conducirá por mundos inimaginales y llenos de fantasía. ¡DÉJATE SEDUCIR POR UN LIBRO ESTE VERANO!

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s