CEREZOS Y DESEOS.-


(Publicado en el libro -“Conseguir los sueños” – Editorial Hipálage 2012)

abuelo

La familia del abuelo dejó el pueblo cuando él era niño. Vivir en la ciudad cambió prioridades y sueños: Creció, se casó y trabajó sin descanso para su familia. Siempre notaba la llamada del campo, cada primavera, y movía a todo el clan, de madrugada, a la tierra que le vio nacer. El ritual se repetía cada año: Al amanecer todos hundían sus manos entre los surcos plantados hasta que sentían un fuerte latido. De repente el sol inundaba los campos de luz y un mar blanco de flores cubría el valle de los cerezos. Para él ese era el día más feliz del año, velando por unas horas su más secreto anhelo.

manosimages7E427H6H

 El abuelo envejeció, pero no su sueño. Anduvo todo el invierno al borde de la muerte y milagrosamente, rayando la primavera, se recuperó y nos arrastró a todos al pueblo para repetir la ceremonia. Por fin cumplió su meta: El latido de la tierra, esta vez, fue salvaje. Cuando acabamos el rito, el abuelo había desaparecido; su lugar lo ocupaba un añoso cerezo orlado de mil flores.

cerezo3

Anuncios

2 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s