Novedades

CUENTOS MÁGICOS DE NAVIDAD

Selección de siete cuentos navideños con preciosas ilustraciones: “El ángel de las alas rotas”; “El deshollinador de estrellas”; “Encuentro en Navidad”; “La lavandera del belén”; “La Navidad de Dora”; “Pastelito, el reno cojo” y “Una aventura con los Reyes Magos de Oriente”. Se vende en Amazon en formato libro de papel y para el lector kindle. Recomendado a partir de seis años.

cuentos-magicos-de-navidad-kindle

 

Aquí podéis ver algunas de las ilustraciones, 21 en total.

???????????????????????????? escanear0004 escanear0003 escanear0007 escanear0004 escanear0005

¡Feliz Navidad! María Teresa Echeverría Sánchez (autora).


 

Anuncios

EL ÁRBOL GUARDASUEÑOS.- (Cuento de Navidad) –

Cuentos jenjibre y turrón kindle cuentos jenjibre libro

Cuento incluido en el libro ilustrado CUENTOS DE JENJIBRE Y TURRÓN, de venta en Amazon. (Para seguir el enlace, pinchad en la portada).


 

Ana tejía sin descanso. Hacía rato que no sentía los dedos, estaban tan entumecidos que no parecían suyos. El entrechocar de las agujas se perdía en la madrugada. El frío de la casa se metía en los huesos y en el alma. No había dinero para calefacción ese invierno. Fuera, enormes montones de nieve escondían coches y caminos, amortiguando cualquier sonido. En diciembre la ciudad se congelaba, al igual que sus habitantes. La Navidad se aproximaba a pasos agigantados, haciendo aflorar la nostalgia y el desaliento que escondía en el corazón. Se sintió más sola que nunca.

El niño se despertó: ─Mamá ¿ha nevado?─. Contestó la madre: ─¡Si, cielo! Otra vez─. Y como un rayo salió de la cama y se acercó a la ventana. Su mirada de infante se iluminó de alegría. Desayunaron la leche muy caliente con el pan y se arreglaron para salir. Hoy tocaba mercado y había muchas posibilidades de vender todos los guantes y bufandas que había tejido durante los últimos días. El abrigo terminó de envolver las diferentes capas de ropa que llevaban para soportar las bajas temperaturas. El pequeño tosió varias veces. El sonido bronco de los pulmones añadió otra arruga de preocupación al rostro de Ana. La calle en invierno no era el mejor lugar para un pequeño de cinco años.

Amanecía cuando salieron de casa. A mitad de camino Ana observó en la basura algo inusual: un pequeño árbol de Navidad, viejo y medio destrozado, destacaba entre los deshechos, lanzando señales de socorro con sus brillos de escarcha. Decidida lo cogió. Intentaría recomponerlo, se le daba muy bien arreglar pequeños cachivaches. Fue un gran día de ventas, todas las prendas fueron adquiridas. Un suspiro de alivio escapó de su pecho. El niño tosió de nuevo. Habría que comprar medicinas. No sobraría mucho dinero para comida. Tuvieron la suerte de encontrar unos cuantos trozos de carbón, tirados en mitad de la carretera, perdidos por algún camión de carga. Los recogieron con mimo, compraron la medicina y se metieron en casa al amor de la lumbre.

Después de la frugal cena, el niño se durmió. Ana limpió cuidadosamente cada esquina del reciente hallazgo. Recompuso las ramas del abeto sujetándolas firmemente con alambre. Entre ellas, escondido, apareció un diminuto duende de madera, sucio y destrozado. Le quito los harapos e hizo un traje de punto a juego con un gorro. Vistió al muñeco y repintó los ojos y la boca, casi difuminados. Cuando finalizó, colocó el adorno en la repisa de la ventana. El árbol parecía contento y el duende, colgado de un hilo dorado, se columpiaba feliz con su sonrisa de estatua.

Ana tejía vuelta tras vuelta, sin descanso; oyó dar las once y las doce. Sintió el paso de las horas en sus manos, cansadas de tejer bufandas. Ningún ruido interrumpió su concentración aquella noche, ni oyó las campanadas del reloj. Un sinfín de artículos de punto se amontonaba sobre la mesa. Agotada, optó por acostarse un rato: ─Seguro que pronto amanecerá─ Pensó. Miró el despertador de la repisa. Marcaba las doce y cuarto de la noche ¿se habría estropeado? Sus ojos se dirigieron al ventanal donde se observaba el reloj de la iglesia: señalaba exactamente la misma hora que su despertador: ─¡Qué extraño!─ Pensó ─He trabajado durante mucho rato. Tengo una enorme cantidad de prendas terminadas y solo han transcurrido dos horas desde que comencé a tricotar. ¡Es imposible!─ Reflexionó Ana. Confusa y agotada se durmió al lado de su hijo.

20151019135850_00001

La luz del amanecer despertó a los felices durmientes. La muchacha se levantó rápidamente, visiblemente descansada. Había algo inusual en la casa. Observó el pequeño apartamento. Los cuatro muebles que poseían, viejos y desvencijados, lucían como nuevos bajo una luz dorada de sol de invierno. La estancia estaba caliente, el carbón seguía ardiendo con fiereza, como si acabara de ser echado al fuego. Las prendas de punto se alineaban en un perfecto montón, mullido y suave que olía a lavanda. El pequeño tosió sin agonía. El jarabe y el calor de la casa le sentaban bien. El aroma de un pastel recién hecho los atrajo hasta el horno. Un dorado bizcocho se cocía para el desayuno. Encantados, tomaron el delicioso alimento y se prepararon para salir a vender sus mercaderías. Al poco rato estaban de vuelta en el hogar. La totalidad de las prendas habían sido adquiridas en unos minutos. Ana no podía creer en su buena estrella y, desde la muerte de su marido, por fin, sonrió.

Llegó Nochebuena. Semanas antes, la muchacha estuvo trabajando sin parar. Había tejido montañas de prendas de punto que se vendieron sin el menor esfuerzo. La popularidad de sus géneros había traspasado las fronteras del mercado. Mucha gente de toda la ciudad venía exclusivamente para adquirir una de sus labores. Su puesto se había hecho más grande y confortable. Las noches la cundían como nunca: sus manos se transformaban en una máquina rápida y perfecta de tejer. Aunque seguía sin entender el modo en que se dilataban las horas de vigilia y oscuridad, hasta el punto de encontrarse descansada y feliz cada mañana. A esto había que añadir la sorpresa de encontrar un tierno pastel, cada mañana, cociéndose en el horno. Una enorme sonrisa iluminó su rostro. Por fin el futuro presentaba un rostro amable y esperanzador. Podrían disfrutar de la Navidad plenamente. Ana y el pequeño salieron a la nieve para jugar.

Desde la ventana el pequeño duende de madera, aupado en las ramas del árbol de Navidad, observó a Ana y al niño, mientras se lanzaban bolas de nieve. Su carita de muñeco se curvó en una sonrisa. Oyó la ronca voz del abeto susurrar: ─¡Buen trabajo, elfo!


¡Felices Fiestas!

María Teresa Echeverría Sánchez

SAM_3674


 

EL AMIGO DEL BOSQUE –

1.- EL AMIGO DEL BOSQUE.-  (Narración incluida en el libro CUENTOS DE JENJIBRE Y TURRÓN de Amazon, versión kindle y en libro).

cuentos jenjibre libroCuentos jenjibre y turrón kindle

La última semana de noviembre llegó revestida de frío invernal. Hilachas de viento traían aparejados remolinos de nieve y hielo. Las cumbres se despertaron con un gorro de merengue helado. Al alba el bosque se estremeció de terror, habían llegado los taladores. El sonido de sus motosierras se extendió por la floresta.

El primero en caer fue el árbol más alto y majestuoso del collado. Su color verde refulgió como escarcha esmeralda cuando se precipitó hacia el suelo. Ese ejemplar único adornaría la plaza del pueblo en las fiestas que se avecinaban. A éste le siguieron muchos más, de todos los tamaños y formas, hasta que los camiones estuvieron bien cargados. Cuando el sol comenzó a ascender en el horizonte, los vehículos se movilizaron hacia la ciudad. Mientras, el bosque dio un hondo suspiro de alivio.

Los abetos murmuraron despedidas en el viento por los amigos que habían perdido. Poco a poco movieron sus raíces y se arremolinaron en torno a un pequeño montículo. Había que proteger al nuevo rey de la colina. Las ramas se entrelazaron formando una pared vegetal. El viento sopló travieso dejando al descubierto a un abeto diminuto de hojas de oro. Su padre, antes de caer, había sacudido sus ramas de nieve, enterrando al arbolito para que no pereciera. El pequeño gimió como lo hacen los abetos, moviendo sus ramitas de un lado al otro. La tristeza invadió su corazón de corteza y paró su crecimiento. Decidió secarse. No quería ser mayor para ser talado. ¡Echaba tanto de menos la compañía de su padre! El bosque susurró melodías de sosiego para tranquilizarlo, y al fin se durmió.

Jaime se despertó temprano, un estruendo en la lejanía lo sacó de la cama. Era sábado y no era día de trabajo. Su familia dormiría unas cuantas horas más. Asomó la nariz por la ventana y aspiró el aroma gélido del otoño. Observó el manto nacarado de la primera nevada. Una sonrisa se columpió en los labios. Iría al monte para hacer un enorme muñeco de nieve. Desayunó a toda prisa. Se abrigó a conciencia. A sus once años sabía de sobra como el viento serrano se podía colar entre los pliegues de la ropa y regalarle un buen resfriado. Tomando el trineo y la mochila salió hacia la colina.

Durante la ascensión comenzó a divisar tocones de árboles cortados. La ladera se percibía llena de huecos. Sacudió la cabeza con tristeza. Eligió un calvero para empezar su trabajo con la nieve. Algo le distrajo de su labor. Un voluminoso insecto se posó en su guante. El chaval lo estudió con detenimiento: era transparente como el cristal. En la cabeza portaba un diminuto gorro verde del que sobresalía un rojo flequillo. El bicho le habló con una vocecita chillona: ─¡Sígueme! ¡Te necesitamos!─. El chico, asustado, se quedó paralizado durante unos segundos, los suficientes para entrever una gran procesión de alados de cristal indicándole el camino.

Jaime culminó su ascensión. Un círculo de árboles fuertemente entrelazados coronaba la colina. Los seres de escarcha atravesaron la pared vegetal invitando al chico a que hiciera lo mismo. Le costó encontrar un hueco entre la prieta espesura. Al cruzar, por fin lo vio. Un arbolito de apenas un palmo de alto, todo oro y sol, tiritaba aterrorizado: ─¡No me hagas daño!─. Lloró el abeto. El chaval se sentó a su lado: ─¡Tranquilo, no te haré nada!─. Acarició las hojas del ejemplar suavemente hasta que se calmó. Cantó canciones y hablaron largamente hasta que las risas y la complicidad unieron a ambos. El abeto de oro, al fin feliz, creció un palmo.

20151019135758_00001

Las mariposas de escarcha se posaron en torno al chico, entablando una conversación: ─Gracias por la ayuda. Ya te puedes ir, nosotras cuidaremos del bosque─. Jaime respondió: ─Por lo que he visto allá abajo, no lo habéis hecho muy bien. ¡Tendríais que cambiar de métodos!─. Juntaron las cabezas, tocadas con gorros de colores, para conversar entre ellas y después le preguntaron: ─¿Y qué sugieres tú, humano? Ten en cuenta que no podemos atacar ni hacer daño a las personas─. El chico reflexionó unos instantes antes de contestar: ─¿No podríais alterar su percepción? Hacer que encuentren ciertas zonas desagradables… Confundirlos un poco─. Los entes de hielo movieron los flequillos en señal de aprobación: ─¡Eso haremos! Ahora vete y borraremos este lugar de tu memoria para mantener este lugar escondido─. La voz del arbolito de oro sonó enfadada: ─¡Ni hablar! ¡Es mi amigo y siempre será bien recibido en el círculo del bosque!─. Las mariposas respetuosas, sin rechistar, acataron la orden del rey de la colina. Jaime volvió a visitarle la jornada siguiente y muchos días más.

Llegó Navidad y Papá Noel hizo su incursión durante la noche en todas las casas del pueblo. Jaime alborozado encontró muchos regalos al pie del árbol de Noel. Halló la lista completa de lo pedido en su carta a Santa, y cargó el trineo con parte de aquellos presentes. Cuando llegó al círculo de piceas vació los sacos, esparciendo agujas y cortezas de pino alrededor del arbolito para protegerlo de las ventiscas. El abeto, de pura alegría, aumentó su tamaño unos cuantos centímetros y le mostró una minúscula piña dorada que había creado: ─Es para ti, ¡Feliz Navidad!

Pasaron los años y los amigos crecieron al unísono. La venta de las piñas que Jaime fue recibiendo del arbolito, le permitió ir a la universidad y estudiar medicina. El abeto alcanzó una altura gigantesca, comparable a su sabiduría de Señor del bosque. Ambos compartían vivencias y consejos en horas y horas de charlas, de silencios y de risas. El tiempo no empañó una amistad que surgió cuando eran simples aprendices de la vida, sino que la hizo más fuerte y profunda.

La montaña volvió a recuperar su manto esmeralda de piceas. Nadie sabía qué se escondía en la cima de la colina porque, en el instante que alguien decidía ir a investigar, a los pocos minutos de comenzar la ascensión, olvidaba su propósito. Y cuando eso sucedía se escuchaban en el eco del valle unas carcajadas de escarcha y cristal. FIN.

ArbolDorado


Felices Fiestas. María Teresa Echeverría Sánchez.

SAM_3652


 

CÓMO HACER UNA CHIMENEA PARA PAPÁ NOEL.-


CUENTOS DE NAVIDAD.- Si sois amantes de estas entrañables fechas no osperdáis estos dos títulos. Ideal para leer en familia, indicados para todas las edades. (En versión kindle y en libro).

cuentos escarcha librocuentos jenjibre libro

 

Si no tenéis una chimenea por la que Papá Noel pueda acceder a vuestros hogares, aquí os dejo unas cuantas ideas que facilitaran a nuestro “mágico amigo” el camino hasta vuestros salones.

CHIMENEA DE CARTÓN.– Mirad qué preciosidad de chimenea ha hecho nuestra amiga Isa. (Para tutorial pinchad en la foto).

chimenea 1

 

CHIMENEA ROSA CON 4 CAJAS DE CARTÓN.- Ideal para hacer con niños. (Para tutorial pinchad en la foto).

chimenea rosa, cartón

 

CHIMENEA CON CAJAS DE CARTÓN Y TRONCOS ENCENDIDOS (de papel).-

Muy original y fácil de hacer, sino mirad el tutorial.

chimenea con troncos

 

CHIMENEA DE PLUMAVIT (Porexpán).- Para los más aventajados en manualidades. Queda preciosa, parece real. (Para tutorial pinchad en la foto)

 

chimenea de plumavit

 

CHIMENEA HECHA CON ENVASES DE LECHE RECICLADOS.-

¿Quién no tiene envases de leche o zumo en casa? De paso que le dais otra vida a los bricks hacéis una preciosa manualidad. Para hacer en familia. El secreto está en pegarlos muy bien unos a otros.

chimenea bricks

 

CHIMENEA HECHA CON CAJAS DE ZAPATOS.- Muy fácil de hacer y muy bien explicado. (Para tutorial pinchad en la foto).

CHIMENEA CAJAS DE ZAPATOS

 

CHIMENEA PINTADA EN LA PARED.-

Para los más osados mirad qué preciosa chimenea dibujada con rotulador. Solo queda añadir unas molduras a modo de marco y ya está.

chimenea pintada

 

CHIMENEA DE TIZA.-

Ahora que la pintura “chalky” está tan de moda, no será difícil aplicarla en cualquier superficie que elijamos. También podemos aprovechar cualquier pizarra de los niños. Después con una tiza dibujaremos nuestra chimenea para Navidad.  ¡Muy original!

chimenea de tiza

 

CHIMENEAS CON VINILOS.-

Si las manualidades no son lo vuestro, siempre podéis optar por comprar un vinilo que solucione el problema. ¡Mirad! (En la red existe  mucha variedad de stikers.)

vinilo1vinilo4vinilo2

Animaos a hacer vuestra chimenea.

¡Feliz Navidad!

SAM_3639

ADORNOS FÁCILES PARA HALLOWEEN

Halloween, fiesta de origen celta, celebrada la noche del 31 de octubre, cada vez cuenta con más adeptos en paises que no son anglosajones. Casi por las mismas fechas en España y Latinoamérica celebramos El día de Todos los Santos, el primer día de noviembre, y el día 2,  El de los Difuntos.

Si queremos hacer algo especial para estas fechas, sin complicarnos mucho la vida y sin que nuestro presupuesto sufra menoscabos, podemos realizar cualquiera de las siguientes manualidades:

CALABAZAS.-

Calabaza tradicional: una de las reinas del otoño. Os dejo un video por si os decidís a vaciar una, y no sabés por dónde empezar.

Jack-o-Lanterncalabaza2calabaza 3

Calabaza de papel.– ¿Bonita, verdad? Pinchad en la foto para el paso paso.

calabaza-papel-halloween

Calabaza de cartones de huevo.- Ideal para hacer con niños.

calabaza cartón huevos

Calabazas hechas con botellas de plástico.- (Pinchad en la imagen para el paso a paso).-

dulcero

Guirnalda de calabazas.– (Para el tutorial pinchad en la foto)

guirnalda calabazasguirnalda_0


FANTASMAS.– Es el siguiente invitado de Halloween y que nunca debe faltar.

Bidones fantasmas.- Ideal para hacer con niños. Materiales: Bidones, rotulador negro y luces de Navidad.

bidones fantasmasbidones3

Fantasmas colgantes.- (Para tutorial pinchad en las fotos)

Cómo-hacer-fantasmas-colgantesfantasmas

Guirnalda de fantasmas.- De papel con volumen, planos y en forma de hoja. Muy originales. (Para tutoriales, pinchad en las fotos)-

decoracion-halloween-guirnalda-fantasmasskyptomylouGuirnalda-de-fantasmas


 ARAÑAS.- Otra de las grandes invitadas para la ocasión. (Para cada tutorial pinchad en la foto correspondiente) Muy fáciles de hacer.

Aranas-para-Halloween_0araña1manualidades-para-hallowen-05

Araña caramelo.- Araña ojo o un dulcero araña.-

araña carameloaraña tapónbolso araña dulcero


MOMIAS.- Las grandes olvidadas en las fiestas. No dejéis de hacer alguna para adornar.

Portalápices momia.- Dulcero momia.-

portalápices momiass_100899031

Muñeco momia.– Si se te dan bien las manualidades, mira que fácil es hacer una momia con alambre. Pero también se pueden hacer con rollos de papel higiénico (Para los tutoriales pinchad en las fotos)

mueco-momia-de-alambre-para-halloweenmomia papel higienico


Para crear ambiente, acompañad estos días de lecturas de misterio y fantasía: (pinchad en la imagen para ir al enlace de Amazon)

relatos inquietantesRelatos inquietantes kd


MURCIÉLAGOS.-  El invitado alado. Hechos con globos, hueveras, rollos de papel higiénico, cartulina, e incluso con un frasco de cristal para hacer un portavelas. Puedes elegir entre estos seis tutoriales el que más te guste.

decoracion-halloween-globosdecorar-murcielagos-de-halloween1portavelas murci

murci de papiroflexiamurci hueverasmurcielagos rollos papel higiénico

Guirnalda murciélago y plato murciélago.-   Para adornar techos y paredes.

guirnalda murciélagoPlato-murcielago-Halloween


CALAVERAS.

Para los que les gusten los muertitos, aquí les dejo unos tutoriales para elegir.

Piñata de calavera.-

piñata de calavera

Calavera cáscara huevo.-

calavera cascara huevo

Guirnalda de calaveras.-

guirnalda1Como-hacer-una-guirnalda-de-calaveras-negras-con-cartulina


BRUJAS.

Brujitas de papel o de goma eva. (Para tutoriales pinchad en las fotos)

bruja1bruja-goma-eva-1

Brujita botella de plástico – Reciclando envases. (Para tutoriales pinchad en las fotos)

brujita de botella de plásticobrujita-con-actimel

Brujita de papel – Brujita hecha con un frasco de cristal.- (Para tutoriales pinchad en las fotos)

brujita-con-papel-1frasco bruja

Guirnalda de brujas.- (Para tutorial pinchad en la foto)

11156-4-manualidades-guirnalda-de-brujas


¡Feliz Halloween!

gifs-animados-halloween-299039

María Teresa Echeverría Sánchez (Escritora).


 

RINCONES MÁGICOS PARA LA LECTURA.-

Todo rincón de lectura que se precie, debe reunir tres elementos importantes y necesarios: Luz, comodidad y libros al alcance de la mano. En esta página os dejo unas cuantas ideas para que os construyáis, si no lo tenéis ya, ese  espacio personal que es tan necesario para disfrutar de una estupenda lectura.

RINCONES PARA ADULTOS.-

Un rincón con magia: forrado de madera, cojines y libros, muchos libros.

rincon1

 

Aprovechando el hueco de la escalera y la luz de la ventana.

1_-escaleras5_1g1

 

Luz a raudales, naturaleza para levantar la vista de la lectura de vez en cuando, cojines para estar cómodos y los libros muy a mano.

rincon2

 

Rincón abuhardillado.- Luz natural, lámparas, mesita, sillón cómodo acolchado, puff para apoyar los pies y mucha lectura.

Rincón-de-lectura-5

 

Rincón encantador entre vigas de madera, ventana rústica, asiento acogedor y estanterias repletas de libros al alcance de la mano.

rincon3

 

Aprovechando el hueco de un armario, mirad que rincón más cuco para leer.

rincon4

Libros sugeridos para pasar unos momentos únicos:

relatos inquietantes libro destino magico historias librola nueva vida librorelatos inquietantes de la nube (II)

RINCONES DE LECTURA EN LA NATURALEZA.-

Para vuestro jardín. Un columpio, sombra, cojines, paz y un buen libro. ¿Qué más se puede pedir?

columpio-en-el-jardin

 

El mimbre, siempre tan cálido y entreñable, como estos sillones en plena naturaleza.

el-rincon-de-lectura-que-sea-ligero-de-transportar_ampliacion

 

Un banquito techado escondido entre los arbustos, una taza de café y un libro. ¿Os apuntáis?

rincon de madera

 

Una mecedora forrada de cojines, un pequeño armario y cestas de lecturas.

Rincón-de-lectura3-489x750

 

Para los más sofisticados, este plato sofá escondido entre la fronda del jardín, un lugar para escondernos.

rincones-de-lectura-para-sonar-4

 

Bucólico rincón con acentos orientales, ideal para vivir mil mundos en vuestras lecturas.

zonas-descanso-aire-libre

 

Si no tenemos jardín, nos haremos un hueco en la terraza, podemos poner una hamaca, un cojín, la mesita y la lectura…

hamaca

 

En un rincón de la terraza, nos hacemos un lugar para soñar entre libros.

mi-rincon-de-lectura

 

Mirad este pequeño balcón, qué espacio tan encantador para sentarse a leer.

rincon balcon1

 

RINCONES PARA LOS MÁS PEQUEÑOS DE LA CASA.-

2011-06-02-tentrinconlectura7Tipi-para-niños-07

Tela, listones de madera, cojines, colchonetas… y ya les hemos construido su espacio para jugar, soñar y leer.

 

estanteria-niños

Una esquina con cojines, una buena luz y unas estanterías al alcance de sus moradores.

 

Rincon-de-lectura-para-el-cuarto-del-bebe-11

Acostumbremos a nuestros hijos a compartir el hábito de la lectura con un espacio como el de la foto. Silla de su tamaño y estanterias de fácil acceso repletas de cuentos. ¡Pasarán muchos ratos ahí disfrutando de sus cuentos!

 

mural, sofa, caja fruta

Un sillón para los peques, una caja de fruta como estantería, un mural para decorar, muñecos y cuentos para acompañar.

 

muebles-con-forma-de-casa-7

¿Soís unos papás mañosos? Mirad qué precioso rincón con forma de casita.

 

rincon_lectura1

Un armario forrado de cojines, unas cortinas y unos cuentos, se convertirá en el lugar preferido de los peques.


 

Lecturas recomendadas para niños:

portada cuento selvaEspejo librocuentos escarcha librocoral y su maleta azul libro

 


 

PARA LEER EN EL EXTERIOR.-

7b71c18c899eededc88b2aa9b257542d

Estructura de madera en forma de casita. Un lugar para motivarles a la lectura.

 

rincon niños al aire libre1

Mirad qué sencilla y original idea. Telas, estructura circular de ducha y una buena alfombra. Les encantará.

 

silla colgante

Una silla colgante, cojines, una mantita y el rincón quedará listo.


Espero que os haya gustado y me enviéis fotos de vuestros lugares favoritos para leer.

Un abrazo.

María Teresa Echeverría Sánchez (Escritora).


 

 

 

 

COMO ADORNAR TERRAZAS Y JARDINES CON MATERIALES RECICLADOS.-


Con la irrupción del buen tiempo, el día se alarga considerablemente, el sol se hace protagonista indiscutible en toda España calentando nuestras casas de la mañana a la noche, y los lugares al aire libre cobran una gran importancia porque pasaremos en ellos la mayor parte de estos meses. Disfrutemos de estos espacios decorándolos con imaginación y buen gusto. No hace falta gastar mucho dinero para conseguirlo. Hay multitud de materiales a nuestro alrededor que nos pueden servir para hermosear nuestro entorno veraniego. ¡Seamos creativos!

DECORAR CON PIEDRAS.-

Piedras que tengáis en el jardín, coged unas cuantas y mirad qué podemos hacer:

69f8ec2584a9c82288ac03512bc676601ac37f785fcd4dd9b4d9b4c56bccef9bpiedras-mariquitas

CÓMO APROVECHAR LAS LATAS DE CONSERVAS O DE BEBIDAS.-

1.- Hornillo esenciero. (Para el tutorial pinchad en la fotografía).- Aprovechando las latas de tomate y de atún tenemos un artilugio con doble función. Los podéis decorar con pinturas acrílicas, os quedarán preciosos.

lux

 

2.-Farolillos perforados.- (Para el tutorial, pincha encima de la imagen)

farolillos de latafaroles1

Materiales:1 lata mediana, un martillo, clavos de diferentes tallas o punzón, alambre (si los queréis para colgar), pinturas acrílicas para decorar.
Instrucciones: Rellena tu lata a 3/4 de la lata con agua y congélala: Esto permitirá que la lata guarde su forma cuando vaya a hcer los agujeros.
Si quieres un dibujo especial, dibújalo en una hoja con cuadritos pequeños. El tamaño de la hoja corresponde a lo largo y la circunferencia de tu lata.
Sujeta tu lata congelada encima de un trapo (ver video).
Coloca el dibujo encima de la lata, y empiezas a realizar los agujeros con un clavo y el martillo (puedes usar clavos de diferentes tamaños según el grosor de los agujeros que quieres hacer.
Al final de la lata, haz dos agujeros gordos por cada lado de la lata e inserta el o los alambres: 1 alambre es suficiente para colgarlos a una cuerda, sino necesitarás dos si quieres colgarlos a un árbol.
Vacia el hielo de la lata encima de un fregadelo, y decorala a tu gusto (si quieres pintar el farolillo) ¡Muy vistosos!

 

3.- Latas usadas como tiestos.-

No olvidéis hacer un agujero con un clavo o un punzón en el fondo de la lata. Así evitaréis que las raíces de vuestras plantas se pudran. Si las querés decorar pintadlas con pinturas acrílicas y el diseño que os guste.

latas_para_plantasLatas-de-Conserva-Recicladas

 

4.- Latas comedero de pájaros.- (Para tutorial, pinchad en la imagen)

Materiales: latas, cintas o cuerdas, punzón o clavo para perforar y pinturas acrílicas. De este modo observaréis la cantidad de visitantes que tiene vuestro jardín o terraza.

comedor_pajaros

 

5.- Farolillo hecho con una lata de refresco.- (Para tutorial pinchad en la imagen)

Las podéis pintar con spray o dejarlas de su color.

Como-hacer-faroles-de-latas farolfarolto

 

6.- Mariposas hechas con latas de refresco.- (Para tutorial pinchad en la imagen).

Para los más habilidosos podéis hacer estas bonitas mariposas y aprovechar las latas. Quedan preciosas. (Yo tengo varias en mi jardín, y colgando de las cortinas de mi casa (les he puesto un alfiler detrás)).

hqdefault

 

¿TENÉIS BOTAS VIEJAS? ¡NO LAS TIRÉIS!.-

Haced unos agujeritos en la planta, rellenadlas de tierra y poned semillas…¡Originales! ¿verdad?

BotasBotas-Aguabotas-recicladas

 

¿ACABÁIS DE CAMBIAR LAS RUEDAS DEL COCHE?.-

(Os dejo tutorial para aprender a pintar los neumáticos, pinchad en la foto)

Se pueden reciclar para el jardín. ¡Mirad qué bonitas quedan! También podemos hacer animalitos de colores.

maceterospajaros hechos con neumáticosrana neumaticostaza neumático

ARENERO HECHO CON NEUMÁTICO.-

20-BRILLANTES-IDEAS-PARA-TUS-LLANTAS-USADAS-8

 

BOTELLAS DE PLÁSTICO (PET) PARA ADORNAR NUESTRO JARDÍN O TERRAZA.- (Jardines verticales)

1.-Botella contenedor para plantas.-

Materiales: Botellas de plástico y un cúter. Elegid la forma que más os guste para decorar vuestros rincones.

pets para plantasmacetas-de-plástico

 

2.- Maceta Kitty.-(Para hacerlo con niños)(Para tutorial pinchad en la foto).

Los adultos cortarán la forma de la botella, los niños podrán dibujar la carita.

maceta-kitty-600x400

 

3.- Flores de PET.-(Pinchad en las fotos para ver el paso a paso)

flores botellas petflores-de-pet

 

4.- Mariposas de PET.- (Para tutorial pinchad en las fotos)

butterfly-from-bottle5Como-hacer-mariposas-de-pet

 

5.- Móviles colgantes para adornar una terraza o jardín.

Si habéis aprendido ya a hacer flores y mariposas, os será muy fácil hacer esto preciosos móviles, hechos con la parte de arriba de las botellas donde se sujetan con cordón, hilos o cintas los motivos que hayamos construido.

espanta_espiritus_de_flores_de_plastico_pet_129010_t0moviles pet

 

6.- Casitas y comederos de pájaros muy decorativos.-

casita de pajaro petcomedero pajaroComo-hacer-un-nido-para-aves

 

7.- Casitas de hadas o de muñecas fabricadas con garrafas de detergente.- (Para realizar con niños)

Materiales: una garrafa de detergente o suavizante de 3 o 5 litros; cutter, tijeras, rotulador permanente, flores de goma eva, botones, lentejuelas, stikers e imaginación. (la segunda foto corresponde a la que yo he hecho para mi jardín) La mesa y el asiento en forma de seta están realizados con la parte de arriba de botellas pet de horchata grande y pequeña, pintadas con acrílicos. Como véis las posibilidades son infinitas.

ecb6dfea9ecf4d8681356b3f9d2b2128SAM_2080

 

ADORNOS HECHOS CON TIESTOS (tanto de plástico como de terracota).- (Para tutorial pinchad en las fotos).

Unas cuantas fotos para que os inspiréis. (Los primeros muñecos son de mi jardín). Podéis utilizar pintura acrílica para pintarlas y botones y cuentas de collar para hacer los adornos.

IMG_20150520_154553macetasmuñeco nievemuñecos macetas

 

ADORNOS PARA EL JARDÍN RECICLANDO BOTES Y BOTELLAS DE CRISTAL.- (Para tutorial pinchad en la foto).

1.- TARROS DE CRISTAL.-

Ideal para el jardín o la terraza. Vasitos de yogur, tarros de mermelada…todo vale para hacer esta manualidad. Para las más mañosas mirad como quedan estos tarros revestidos de crochet.

vasos-lamparafrascos para el jardinwm1nig

 

2.-BOTELLAS DE CRISTAL.-

Podemos adornar un árbol con botellas de colores.

arbol_botellas_recicladasarbol-decorado-botellas-cristal-colores

 

COMO HACER CANDELABROS CON BOTELLAS DE VINO.- (Para tutorial pinchad en las fotos).

untitledIdeas-para-decorar-con-botellas-de-vino

 

CASITAS DE PÁJAROS HECHAS CON BRICKS DE ZUMO Y LECHE.- (Para hacer con niños) Aconsejo que se pongan en la terraza donde durarán más.

Son muy fáciles de hacer. Necesitaís un brick, pintura acrílica, rotulador permanente, una moneda para hacer la puerta, un palito de brocheta y barniz de terminación para acrílico. (Dadlo antes de poner los adornos porque sino el barniz se los come, sobre todo si son de goma eva). La que yo he hecho es la de tejado azul. Está forrada con papel blanco de servilletas y cola blanca, pero podéis pintar directamente en el brick. Aconsejo dar una mano de pintura blanca antes y así el color elegido cubrirá mejor el brick.

imagesQHWJMOEMcasitas pajaros12013-08-24 18.33.332013-08-24 18.34.14

 

MUEBLES RECICLADOS PARA LA TERRAZA O EL JARDÍN.-

No tiréis los viejos muebles, pueden tener otra vida, si no mirád estas fotos.

bricolajeydecoracion_cafeversatilMuebles-viejos-reciclados-en-el-jardin

 

¡Poned en marcha vuestra imaginación y creatividad! ¡Es muy divertido!

Aprovechad para leer un buen libro.

DSC_0015la nueva vida libroZeru librorelatos inquietantes de la nube (II)destino magico

María Teresa Echeverría Sánchez. (Escritora)